jueves, 6 de noviembre de 2008

Ca la caça del mur, caça es de altanería


En honor de los que como Él no tuvieron la buena suerte de vivir para verlo (y sobre todo, los que, como él, muy a pesar suyo sí la tuvieron) una humilde y sentida celebración...




(¡Hoy no haya penas: ésta también!)


7 comentarios:

  1. Me he quedado alelado. No imaginé que fueras racista.

    ResponderEliminar
  2. Qué maravilla, Machín. Qué buena voz. Eso sí: lo de las dos mujeres a la vez era un poco picarón. Bueno, ya se sabe: "El hombre, para pedir; la mujer, para negar". Tiempos aquellos...

    ResponderEliminar
  3. Ha sido todo muy bonito. Aunque era de esperar, porque unas cosas traen otras, y después de la tempestad viene la calma. O viceversa.

    ResponderEliminar
  4. ¡De alguna manera había que celebrarlo! La tuya es... distinta.

    Yo también brindo por ello.

    ResponderEliminar
  5. Parece mentira, Josema, que conociéndome como me conoces digas esas bobadas.

    Abuela Liboria: Es verdad que Machín es una maravilla. A mí, que soy un fanático de su música, lo que me da pena es que su época española haya eclipsado su época de los veinte y los treinta cuando encandilaba a América con el "Cuarteto Machin", pero sobre todo el que en nuestros días no reciba el reconocimiento que se merece. En cualquier caso la gente que merece la pena sigue valorándolo (ver el final del vídeo).

    Claro que ha sido muy bonito, pero lo que realmente me ha parecido surrealista ha sido el hecho de que el asunto del color y todo eso haya eclipsado la otra realidad: el hecho de que Obama ha llegado a la presidencia precisamente por su gran inteligencia e instinto de animal político. Si se quería hablar de hitos, mal que nos pese, deberíamos reconocerle el mérito a Bush cuando nombró a Powell y sobre todo a Rice para un puesto tan alto como el que ocuparon: eso sí que fue absolutamente rompedor.

    En fin, una celebración la mía, Pacos hermanos míos, que aunque pueda parecer irónica no lo es: tanto a Machín como a Basilio les tengo en gran estima. Una pena que ninguno de los dos se dedicara a la ópera (el primero lo intentó, pero no le dejaron). Qué grandes artistas se perdió el mundo.

    ResponderEliminar
  6. Vale, pero se te ha olvidado esto y a lo mejor -esperemos que no haga falta- esto.

    ResponderEliminar
  7. Sí, Josemari, se me había olvidado. Muchas gracias por recordármelo.

    También si la menor ironía te diré que Georgi Dann me parece uno de los grandes maestros del arte del entretenimiento de los últimos treinta años. Lo decía él mismo en una entrevista alguna vez: "Soy cantante del verano, y a mucha honra". Serlo con tanta gracia y estilo durante tantos años merece un reconocimiento. Hay que haberse preparado mucho para mantenerse todo ese tiempo...

    ResponderEliminar


Entradas populares

Páginas vistas en total