lunes, 25 de febrero de 2008

富士に雪 (Fuji ni yuki)




富士に雪
我の胸には
ひが光り





Fuji ni yuki.
Ware no mune ni wa
hi ga hikari.



Nieve en el Fuji.
Muy profundo, en mi pecho
el su ampo brilla.



Snow on the Fuji.
Deep, very deep in my soul
The sun is shinning.



Ayer por la noche no podía dormir. Por ver si el ligero ejercicio hacía venir al sueño salí a la calle y el viento frío de la madrugada me despejó aún más. Entonces, brillando imponente la luna, con su reflejo invernal en el Fuji a lo lejos, el insomnio se convirtió en un breve paseo de exaltadora belleza. Aún tiritando el relente del alba, durante los cinco minutos de reposo del té de las primeras luces, me vino el haiku que veis arriba. Misterio es el que haya nacido precisamente tan diurno.

Cuando mi "santa" despertó se lo leí. Ella me sugirió el sustituir hi ga hikaru ("el fuego -o "día", o "sol"- brilla"), que era lo que había escrito yo, por hi ga hikari ("el brillo del fuego -o "día", o "sol"-"). Supongo que no hace falta enumerar todos los méritos poéticos de tan ponderada elección. Sencillamente incluyo el sustantivo, suprimo el verbo y, con este párrafo dejo claro de quién es el mérito principal del poema.

3 comentarios:

  1. Discúlpeme, pero en la versión japonesa aparece "hikaru" no "hikari", se le habrá olvidado cambiarlo? :).
    Sepa que hace dos años no más que estudio japonés, y me sorprendí al ver que "hi" no tenía kanji, me había quedado la duda a cerca de qué quería poner usted si fuego o día, después cuando leí la explicación, que precisamente usted quería expresar esa ambivalencia, no pude más que idolatrarlo. Sinceramente, usted es un dios.

    No sé mucho de poesía y menos que menos sobre haiku, pero la verdad que este último que acabo de leer, me sacó una sonrisa, esas que hacen que el día de uno haya valido la pena.
    Otro de mis preferidos es "Kurakunai", hasta me lo aprendí de memoria jaja (igual, digamos que no es un gran esfuerzo mental), es increíble.

    Adoro su blog, me encanta los poemas que usted nos comparte, sus textos en latín, que me ayudan bastante para practicar para el colegio,(es más, llegué a estas páginas a través del poema de Catulo "ille mi par esse deo videtur" desesperado por encontrar una traducción menos vergonzosa que la mía, igualmente no la encontré, pero si descubrí este otro blog, y la verdad que me llevé una gran y grata sorpresa.

    Sinceramente, gracias de todo corazón por haberme hecho caer en los encantos del haiku. No sabe qué bien es el que usted hace compartiendo y CREANDO este tipo de material.
    (Disculpe lo frío que pueda sonar "material", el artificio de las palabras, se lo dejo a usted).

    Saludos cordiales de un jovenzuelo de 16, que ya se considera fan suyo, desde acá, desde las antípodas.

    (Argentina)

    Suerte!
    Juan.

    Voy a estar rondando bastante en este blog :)

    ResponderEliminar
  2. se le habrá olvidado de cambiar? *

    disculpe el error.

    ResponderEliminar
  3. Pues tienes razón, Juan, se me olvidó cambiar la terminación en el original y el la transcripción romaji. Ahora mismo la corrijo. Muchas gracias.

    Bueno, a mí el escribir haiku en japonés (y poesía en general) me relaja mucho. Si además hay gente como tú que disfruta con ello, mejor que mejor. Pero ten en cuenta que no soy nativo y que algunos tienen errores gramaticales (que descubro después porque me lo dicen los auténticos nativos) así que no te fíes mucho de su valor.

    Me asombra que seas capaz de traducir a Catulo siendo tan joven. Yo tendría veinte años la primera vez que lo hice. Mucho ánimo que, tanto el latín como el japonés merecen la pena.

    Durante un tiempo no he escrito en este blog ni en ninguno de los otros que tengo por ahí: me lo impide la falta de tiempo. Pero espero volver algún día. Me halaga el que de vez en cuando me leas y, sobre todo, tus comentarios.

    Mucha suerte también para ti.

    Jacobo

    ResponderEliminar


Entradas populares

Páginas vistas en total