sábado, 21 de febrero de 2009

El poder de la lógica


Conversación (en japonés, obviamente) entre mi hijo (cinco años) y yo:

- Si no hablas más español, dejarán de venir los Reyes Magos.
- ¿Por qué? Yo soy japonés y español. Para los niños españoles siempre vienen, ¿no?
- Sí, pero un niño que no sabe hablar el idioma no es español: así son las normas (kimari da kara).
- ¿Cómo van a saber los Reyes que yo no hablo español?
- Vendrán y te lo preguntarán.
- Pero, ¿no decías que los Reyes nunca quieren que los vean los niños?
- ...
- Como los Reyes nunca quieren que los vean los niños, tampoco nunca vendrán a preguntarme; por eso no podrán saber si hablo bien o no. Aunque no hable español, no dejarán de traerme regalos, ¿verdad?


That's logic. Ni Aristóteles pondría una pega a tanto silogismo.



5 comentarios:

  1. Ya que va de niños:

    "Aún hay otra observación general que encuentra aquí su lugar apropiado, y es que,a medida que van creciendo los niños de los estamentos superiores, surge en ellos una enorme contradicción. Me refiero a que tanto padres como maestros les conminan e instruyen para comportarse de forma moderada,comprensiva y razonable, les enseñan a no inflingirle daño a nadie por malicia o insolencia y a reprimir todos los impulsos detestables que pudieran desarrollarse en ellos. Sólo que, por el contrario, mientras las jovenes criaturas permanecen ocupadas en tal empeño, tienen que sufrir por parte de las demás precisamente lo que en ellos se reprende y castiga. La consecuencia es que las pobres criaturas se encuentran lastimosamente acorraladas entre el estado natural y el de la civilización, por lo que, según sea su carácter, se vuelven taimadas o violentamente coléricas si han pasado algún tiempo dominándose.
    La violencia se auyenta más bien con la violencia. Pero un niño bienintencionado, inclinado al amor y la compasión,poca cosa sabrá oponer al sarcasmo y la mala voluntad."

    De "Poesía y verdad"

    Goethe.

    ResponderEliminar
  2. Me ha dado mucho que pensar esta cita. Gracias por traerla a cuento.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, no sé si te conté que hará unos siete u ocho años pasaron un programa en la BBC acerca de las estrategias de guerra sicológica que seguían los niños para conseguir de sus padres todo aquello que querían. Pusieron cámaras en varios hogares británicos con críos de edades muy diversas (la mayor era una adolescente de dieciséis años) y unos sicólogos analizaban esas estrategias. Daba miedo lo hábiles que eran los niños, lo bien que conocían los puntos débiles del enemigo, los momentos en los que el ataque era más propicio. Ha sido uno de los programas más inteligentes que he visto nunca en la televisión. No sé si lo habrán repuesto, o lo habrán colgao en el Youtube, pero, si no es así, alguien debería hacerlo.

    ResponderEliminar
  4. Los niños pueden ser muy maquiavelicos.
    Saludos de un nuevo lector

    ResponderEliminar
  5. Yo más bien diría que somos los adultos los que proyectamos nuestro maquiavelismo en los críos y que ellos lo absorben como esponjas que son.

    Muchas gracias por el comentario y por el apoyo que él supone.

    ResponderEliminar


Entradas populares

Páginas vistas en total