martes, 11 de agosto de 2009

Asuntos de protocolo


- Entonces me dice Amparo: "Que te hagan un protocolo prostático y así salimos de dudas". Yo pensaba que eso del "protocolo" es el tratamiento que le aplican al Rey cuando visita los países extranjeros. Voy a Madrid, llego al Gómez Ulla, me registro en recepción, me dicen que espere en una salita, yo espero, de pronto se abre una puerta y sale un maromo que para colmo de males era teniente y me dice que me empelote, que me ponga una bata. Yo accedo de mala gana, pero accedo. El maromo teniente ni corto ni perezoso se enfunda un guante de látex en la mano, me dice que me agache un poquito y ¡raca! me mete el dedo hasta la campanilla. Se lo juro, mi capitan, que no he sufrido una humillación igual en mi vida; que si ese protocolo se lo aplican a su majestad el Rey tanto en el interior como fuera de España aquí se ha liado la de San Quintín.

- Si necesita una segunda opinión médica yo tengo un proctólogo maravilloso.

- ¿Para que me lo dejen como el arco de Cuchilleros? No, no mi capitán. Esta experiencia única e irrepetible se va a quedar de momento entre usted, yo y el maromo teniente.


Conversación en el capítulo séptimo (minuto 50) de Unidad Central Operativa entre el sargento Gutiérrez (Juan Echanove) y el capitán Sierra (Miguel Angel Solá).



3 comentarios:

  1. Leído a palo seco quizá no tenga demasiada gracia, pero la actuación de Echanove en esta escena es una de las más graciosas que he visto en televisión.

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo una anécdota hospitalaria de hace muchos años. Un tipo adinerado de Badajoz con problemas en los bajos fue a que le viesen en un hospital de Madrid. Allí, como es preceptivo en tales casos, le pidieron que se bajase los pantalones y se pusiese de tal guisa. El tipo se indignó y dijo que uno de Badajoz no le metía el dedo en el culo nadie. La frase corrió como la pólvora y desde entonces todo el mundo supo a qué atenerse en el caso de tener que habérselas con un tipo de Badajoz.

    ResponderEliminar
  3. Por desgracia, con el tiempo hasta los tiempos cambian. Tengo un amigo prostático en Badajoz y me dice que ahora no hay nada que hacer: allí también te meten el dedo por el culo. Habrá que resignarse...

    ResponderEliminar


Entradas populares

Páginas vistas en total