miércoles, 10 de diciembre de 2008

El genio de Brooklyn

Nadie se sorprenderá de que afirme a estas alturas mi esperanza de que mi hijo y todos los muchachos de su generación lean cuando adultos alguna biografía de Woody Allen: habrá en las bibliotecas pocos manuales más completos de la propedeútica de ese difícil arte que es el de saber reírse de la existencia, de todo y de uno mismo, y de hacerlo tomando esta actividad como algo profundo, como la fundamental de  nuestra vida.

Aquí van algunas de sus frases más conocidas. Para la que he dejado en el original inglés no he podido encontrar traducción que le hiciera justicia: seguramente alguno de los que esto leáis será más hábil que yo en este rudo lance del traduttore, traditore...

El sexo sin amor es una experiencia vacía; pero por lo que respecta a experiencias vacías, una de las mejores.
Love is the answer - but while you're waiting for the answer, sex raises some pretty interesting questions.
Soy tan buen amante porque practico mucho yo solito.
El león y el cordero llegarán a dormir juntos, claro; pero no creo que el cordero consiga muchas horas de sueño.
(Without Feathers, 'The Scrolls')
Nunca he sido un intelectual, es sólo que nací con esta pinta.
Cuatro palabras sobre anticoncepción oral: le pregunté a una chica si quería dormir conmigo y respondió: "No".
(Woody Allen Volume Two)
Seguí un curso de lectura rápida y leí Guerra y Paz. Va de Rusia.
(Quote and Unquote)





3 comentarios:

  1. He aquí una posible traducción:

    "El amor es la respuesta, pero mientras la esperas, el sexo te plantea algunas muy interesantes preguntas."

    Y tres frases más para sumar a tu lista:

    Una de ellas absolutamente rompedora:

    "No creo en una vida más allá, pero, por si acaso, me he cambiado de ropa interior."

    Otra, simplemente desternillante:

    "Sólo existen dos cosas importantes en la vida. La primera es el sexo y la segunda no me acuerdo."

    Y la última, tremenda:

    "La única manera de ser feliz es que te guste sufrir."

    ResponderEliminar
  2. Sólo recuerdo aquella de que cuando oye sonar a Wagner le entran unas ganas horribles de ponerse a matar judios.

    ResponderEliminar
  3. Qué casualidad: de la tercera yo tampoco me acuerdo...

    ResponderEliminar


Entradas populares

Páginas vistas en total