sábado, 18 de junio de 2011

"Ha sido doloroso hacerme a mí mismo"


El hombre va a tener que encontrar una solución que no tenga que ver con bonitas palabras como bondad y generosidad y sí con el sentido común. La cosa se va a poner seria. Habría que escuchar a los hombres de ciencia más que a los banqueros. Así debe de ser por el bien de todos. También hay que hacer una llamada a encontrar el placer en las cosas básicas y renunciar a lo innecesario. La sociedad respondería a ese mensaje. En una especie de acto de justicia misterioso. Esta gran equivocación va a afectar también a los poderosos. O nos salvamos todos, o nos vamos todos al traste.


5 comentarios:

  1. Pues sí, habría que empezar a demoler tanto Sagrado Corazón en vos Confío que presiden nuestras ciudades y empezar a levantar monumentos a, un suponer, Friedrich Nietzsche.

    ResponderEliminar
  2. El problema es que para hacer eso tendríamos que ser un país de antoniolópeces, o sea, de gente que se levanta al alba, se pasa la jornada en un trabajo sin compromiso que le llena la vida y es cosciente de ello. Hasta entonces convencen más las palabras blandas, los buenos que tanto peligro tienen y tal. Para largo me lo fiais...

    En cualquier caso, "la sociedad respondería a ese mensaje", ¿tú crees que es una realidad o un deseo inalcanzable?

    ResponderEliminar
  3. Sólo a la fuerza ahorcan, eso es lo que creo. Volverán los buenos tiempos y con ellos el nuevo triunfo de lo innecesario. De hecho ya tenemos prolegómonos: hoy anuncian un avión que irá de Paris a Tokio en dos horas. Y el lujo se perfila como el principal filón de la economía europea. Sólo el que no puede deja de hacer la rueda. Eso es lo que creo.

    ResponderEliminar
  4. veo que tienes abandonadísimo tu blog..una pena...

    saludos

    ResponderEliminar


Entradas populares

Páginas vistas en total