viernes, 15 de enero de 2010

Bienvenido, Monseñor (o "Ya os vale la bobada")

El Obispo del Reich, Ludwig Müller, cabeza de los Cristianos Alemanes

Me imagino que conocéis la historia: cierto sacerdote, acusado de actividades subversivas contra el régimen nazi, se encuentra preso. El capellán de la cárcel, nada más verle, le pregunta a bocajarro: "Pero, hombre, ¿qué ha hecho usted para estar aquí?" El recluso, tranquilamente, le responde: "Padre, esa pregunta me parece que ahora sobra. La oportuna más bien es: ¿qué ha dejado usted de hacer para poder seguir fuera?"
En los largos años de trayectoria criminal de ETA todas sus víctimas presentan, seguramente, una sola característica común: ninguna de ellas es un cura.


6 comentarios:

  1. Te has fijado cómo le han saltado al cuello toda la chusma, sobre todo la socialista, al cura Munilla. Pachi, perdón, Patxi López. Como decía un cura de mi colegio, no es lo mismo, ¿está el Sr. López?, que, lo pez que está el Sr. Patxi López, matriculado en primero de derecho por todo curriculum académico. Y creo que gran parte del aparato socialista le quiere elevar a candidato, en sustitución de Zapatero, para las próximas elecciones. El caso es que, en my opinion, si los curas hubiesen hablado siempre como lo ha hecho Munilla respecto a lo de Haití, muy probablemente la Iglesia no se hubiese ido al carajo. Cosa que, por otro lado, no me importa en absoluto. Pero me importa distinguir. Los papeles son los papeles, y al oráculo de Delfos se le exige exoterismo so pena de acabar con el invento. Y Munilla, sin duda, sabe eso.

    ResponderEliminar
  2. Con respecto al esoterismo, ya sabes lo que pienso: la Iglesia comenzó su decadencia precisamente cuando abandonó el latín. Si desaparecen los velos y la niebla, si hasta el tonto del pueblo entiende el último misterio, entonces, apaga y vámonos.

    El asunto Munilla: debería de caérsele la cara de vergüenza al curato guipuzcoano. Puestos a rasgarse las vestiduras, ¿por qué no lo han hecho -en serio, quiero decir- tras el asesinato de cada una de las víctimas de ETA? Muy sencillo; por un cálculo de mera frikieconomía: no producía réditos. El cuento nacionalista -todos lo sabemos- es un gran negocio para muchos: para los curas, los primeros. Cuando lo ven en peligro, todos a una (un ochenta por ciento) ahí los tienes cómo saltan.

    Lo de Patxi es, sencillamente, pura cuestión de no saber dónde se está, posiblemente le sobre una pizquita de Satisfaction, me parece que era, y le falte otra de Maquiavelo. El señor obispo es libre de aleccionar a sus acólitos del modo que crea más oportuno. Los que no lo somos -como se deduce que es el caso de Patxi- lo mejor que podemos hacer, lo más elegante y, sobre todo, lo más ponderado, es quedarnos como el que oye llover.

    En definitiva: Munilla será lo que sea, pero, como tú apuntas, se ha desgastado los codos algunos centímetros más que el buen Patxi: eso al final, quieras o no, se acaba notando.

    ResponderEliminar
  3. Yo puse, exoterismo, tú, esoterismo. Creo haber leído alguna vez que hay alguna diferncia entre los dos. Algo así como que con ese la cosa es oscura pero no carece de racionalidad. Con x que hay que buscar más allá de lo que la razón es capaz. Pero no sé. Quizá tus conocimientos filológicos me puedan aclarar el lío.

    ResponderEliminar
  4. Pues no había caído en la diferencia ortográfica. La verdad es que a estas alturas la palabra exotérico ("Común, accesible para el vulgo, en oposición a esotérico") no la conocía. En cualquier caso, después de mirar el diccionario de la RAE me parece que ambos nos referimos a esotérico ( "oculto, reservado"), ¿no?

    ResponderEliminar
  5. Por la misma razón, el hecho de que algúnas víctimas de ETA fueran ejecutadas, previa acusación de ser narcotraficantes, evidencia una sola cosa: ETA es una mafia, y con esas ejecuciones está eliminando competencia desleal.
    Tambien hay curas mafiosos....

    Por cierto, ¿cómo llevan los japoneses su crisis, tras el estallido de "su" burbuja financiera?

    ¿Podemos esperar alguna crónica de maese Nipónico desde el remoto Zipango, para iluminarnos a los españoles en este camino entre la tiniebla por el que vamos transitado ahora?

    ResponderEliminar
  6. Sí señor, Don Pepe: la prueba la tuvimos hace unos días cuando un comando fue arrestado con un alijo de droga listo ya para la venta.

    Con respecto a la burbuja financiera, los japoneses, después de veinte años, se van acostumbrando (lo que no deberíamos hacer los españoles). Según dicen los que saben, uno de los problemas principales no es tanto el exceso de endeudamiento o la rémora de los "malos créditos" sino, paradógicamente, un estancamiento de los depósitos de ahorro en manos públicas que comprometía la liquidez del sistema y era una de las causas de las olas de deflación que sufrimos hace unas temporadas. Al lego (a mí) le parece que los vicios de ambas economías son bastante diferentes.

    En cualquier caso es posible que haya un punto en el que debamos hacer caso al obrar de los nipones: "En tiempo de tribulación, no hacer mudanza", por lo menos en lo que toca a la inversión en lo que nos puede sacar de verdad de la tiniebla: la inversión investigatoria y enseñántica. Un pueblo que no cuida de que su juventud no herede los vicios ancestrales de sus mayores es un pueblo realmente jilipollas (con perdón)

    ResponderEliminar


Entradas populares

Páginas vistas en total