martes, 5 de octubre de 2010

Vender la piel del oso


Hoy, como cada martes, acabo de sentir de nuevo el estupor que produce comprar un pez que todavía nada libre por los mares del mundo.


1 comentario:

  1. Me dice una de mis más fieles lectoras que se trata de una entrada un poco críptica. Los martes suelo encargar el pescado que me traerán una semana después. Como se trata de pescado que se puede comer crudo, lo deben de pescar como muy pronto el sábado o el domingo, por eso siempre me produce sorpresa el comprar un animal que todavía está libre en el mar...

    ResponderEliminar


Entradas populares

Páginas vistas en total