viernes, 22 de febrero de 2008

Evento insólito y providencial


El día 13 (jueves) del próximo mes de marzo, a la taurina hora (más o menos) de las seis de la tarde, daré una conferencia que lleva puesto el insondable y proceloso título de "Salamanca en la literatura". Teleológico evento tal llevaráse a cabo en el marco -incomparable- del "Edificio satélite" que Gaigo (la Universidad de estudios extranjeros) tiene a la vera mismita del campus principal (Hongo) de Todai, uséase, la histórica, gloriosa, centenaria, insuperable y patidifúsica Universidad de Tokio, orgullo de locales; azote, pasmo y asombro del orbe conocido. Como hecho tan insólito no admitiría trato muy de bóbilis, la entrada se cotiza a los ¡mil yenes! Empero, por causa justa es: la de sacar dinerillo ad maiorem gloriam de nuestra "Asociación 'Universidad de Salamanca en Japón'", buena y benéfica cual haya alguna.

Porque si no luego va y se dice que si tal, antes tengo que aclarar estas dos cosas que aquí siguen. Primera: como viene siendo consuetúdine fatálica por causa de mi natura propria, generosa y algo estúltica, los laureles, la gloria de Talía y de Fama volatriz, serán mi recompensa única; peculio, nichts, nothing, niente, res de res, nanimo nai. Segunda: yo no iría -como escuchante, digo-; pero, siendo el parlante contratante de la primera parte contratante de la segunda parte, a ver: es cosa del farandulesco oficio con el que me arrepaño las alubias; no me queda más remedio que fichar.

En fin, que escribo esto porque me acaba de llamar la secretaria de la Asocia y me dice que, faltaría más: mis estudiantes, amigos, deudos, allegados (y enemigos, añado de cosecha imprómptica) no pagarán entrada. Hasta ahí podíamos llegar. Osea que, si alguno tenéis afición (o morbo, porque no creo que sea ésta circustancia que mucho se prodigue), los canales consagrados de la tonante técnica telecomunicadórica mediantes, a ponerse en contacto con mi menda, darme por su sitio un toque bueno y al punto sos apunto (sin "apuntamiento" previo me dicen que no vale, que esto es el Japón, oyes; vete ya enterando de una vez, ¿no?).

La conferencia será en nuestra sonorosa lengua cervantina; las preguntas, Dios dirá.

En fin, tened piedad de este pobre pecador y apuntaisus: si no me tomo una birrita bien acompañado después del susto (y, a ser posible, antes), ja, chacho, oye, que hasta me da el jamacuco, mal rayo me parta. Ole.


Iacobus dixit.

2 comentarios:

  1. Que de ganas me están dando de agarrar el buga e irme payá. Lo podrías grabar y colgarlo en youtube. Sería lo suyo.

    ResponderEliminar
  2. Pocas cosas me darían más contento que el que te animaras. Si lo haces, aunque sea más tirao, vente por arriba, que la parte de Turkía anda un poco alborotada. Y ten cuidado en el semáforo de Irkust con los que limpian el parabrisas y en el ferry de Vladivostok, que dicen que hay mucho mangui.

    Lo del You tube es una buena idea. Voy a decírselo a la secretaria, pero no sé si van a estar por la labor (ya sabes que es cosa de la Asocia, y ellos tienen la última palabra). En cualquier caso fotos y tal creo que harán...

    ResponderEliminar


Entradas populares

Páginas vistas en total