miércoles, 23 de julio de 2008

Noticia bomba





Para España, la historia más triste de la década.




5 comentarios:

  1. Creo que todavía es mas preocupante el resultado del informe PISA. Los nuevos ricos casi nunca son cultos, España es un país de nuevos ricos minado de orgullos patriótico-territoriales, dificilmente sus vástagos van a querer hacer esfuerzos intelectuales para conseguir casi nada.
    O se premia el esfuerzo intelectual o seguimos para siempre con el botellón y el trasnoche.
    Para triste, los que hicimos carreras universitarias,nos preparamos durante mas de diez años para ejercer nuestra profesión, tratamos de ser personas con conocimientos integrales y nuestras nóminas son inferiores al currante cuya preparación intelectual es precaria y nuestro reconocimiento social es nulo. Que los chavales hayan tomado nota y se dediquen a la supuesta buena vida , es el resultado que cabía esperar.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, Jacobus, triste, como triste es esa historia de tu tierra charra que saltó hace poco a las primeras páginas de la actualidad. Me refiero a lo del botellón de Béjar, tan relacionado, por otra parte, como bien señala anónima, con los desastrosos resultados matemáticos de nuestra en tantos casos detestable juventud. http://www.nortecastilla.es/20080715/cartas_opinion/agresion-bejar-20080715.html

    ResponderEliminar
  3. Como bien dices, querida anónima, los nuevos ricos casi nunca han sido cultos; eso sí, tradicionalmente a listos no les ganaba nadie. Así, cuando compraban libros, aunque lo hacían por metros, se alegraban cuando sus hijos los leían. Ahora, según nos cuentas, las cosas son bastante diferentes. Mal que bien, en el país donde vivo, aunque menos que antes, el conocimiento todavía conserva un cierto prestigio. ¿Durará esta situación? Quizá no mucho.

    Paco: Me perdonarás el que no mire la noticia del botellón charro. Me puedo deprimir para una semana. Por otra parte, yo, que vivo rodeado de jóvenes, si alguna vez tengo que detestar a uno (que a veces lo hago) cuando investigo un poco siempre me sale que los que son verdaderamente detestables son sus padres. Por lo que yo sé, el desastre actual de la juventud (es un desastre, qué le vamos a hacer) viene fundamentalmente de la reforma de la enseñanza de los años ochenta y de su desarrollo en los noventa. No fueron los socialistas solo, también los populares los que destruyeron el sistema, y la sociedad que miró para otro lado.

    Si es inconcebible una sociedad de analfabetos lectores, ¿por qué es aceptable a estas alturas el que existan individuos (la inmensa mayoría) analfabetos musicales, plásticos, motóricos o matemáticos? Siempre recuerdo con envidia a un grupo de judokas finlandeses con los que conviví durante una semana: la mayor parte de ellos tocaban el piano, algunos dibujaban, la mitad contaban con títulos de ingeniero en tal y cual... ¿Dónde está la clave? En la inversión en capital humano? En este país se invierte el doble que en España, se forma con esmero y se mima al profesorado (sobre todo al de la enseñanza elemental). Cuándo aprenderemos.

    ResponderEliminar
  4. A propósito de, ver este artículo: http://www.abc.es/20080727/opinion-firmas/matematicas-idiota_200807270255.html

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por la referencia, Paco. Si que es un artículo excelente. Lo que pasma es el que no hayan aparecido más como éste en la prensa española, el que media población no se esté rasgando las vestiduras con el problema. Sólo estoy en desacuerdo en un punto: "los españoles somos de letras". Ojalá.

    Con respecto a lo del deporte me apetece aquí el colocar de nuevo ese poema de Jenófanes que tú bien conoces y que ha aparecido ya por este blog.

    "Si uno por su viveza en los pies, o en la quíntuple prueba, / obtiene el triunfo donde el recinto de Zeus, / junto a las aguas del Pisa, en Olimpia, o vence en la lucha, / o gana en el arte del púgil lastimador, / o en la espantosa porfía que llaman pancracio, es probable / que ya sus vecinos al verlo lo estimen mejor / y que obtenga en los juegos un puesto de honor, destacado, / y que por cuenta del pueblo alimento le den / en la ciudad y un presente que sea un recuerdo; y que saque / todo eso mismo si vence en los carros también, / sin ser como yo acreedor a esos premios: mejor que la fuerza / de hombres o potros es, de verdad, mi saber. / Pero en esta materia se piensa muy mal, y no es justo / que se prefiera la fuerza a un útil saber. / No porque haya entre el pueblo uno que sea un buen púgil / o bueno en la quíntuple prueba o que sepa luchar / o tenga viveza en los pies el más estimado de todos / los ejercicios donde del hombre el vigor / se prueba en los juegos, no está por eso mejor gobernada / la ciudad, ni tendrá una alegría mayor / porque triunfe un atleta en certamen a la orilla del Pisa; / que eso no llena de la ciudad el almacén".

    ResponderEliminar


Entradas populares

Páginas vistas en total