viernes, 11 de julio de 2008

Si con dos pinchitos se come guay



Si te comprendo: el ver la foto te habrá puesto muy triste. No es que hubiera un chino, un indio... eso se entiende. ¡Es que encima invitaron al de Sudáfrica, al de Corea, Australia, Indonesia, Brasil, México! ¡Invitaron al de México, y no tuvieron la poca vergüenza de llamarte! ¡Después de ganar la Eurocopa! ¡Después de lo de Nadal! ¡Le hicieron ese feo al país de Almodóvar, Fernando Alonso y Chikilicuatre! Qué desprecio más grande, José Luis...

Te contaré la verdad: lo cierto es que, cuando se preparó la cumbre del lago Toya, los japoneses, tan educaditos, hablaron de ti; pero alguien tuvo la delicadeza de recordar la foto aquella, ¿te acuerdas? Sí, hombre, esa en la que, cuando un descanso, todos charlaban tan animados y tú, en una esquina, solo, simulabas estudiar tus papelitos. Uno del protocolo americano también sacó a cuenta la vez cuando te quedaste sentado al paso de la bandera de su país. De verdad, José Luis, no fue rencor: seguramente querían evitarse de nuevo el bochorno, la vergüenza ajena que les causa tu incapacidad para distinguir entre los símbolos de un gran pueblo -que siempre son dignos de respeto- y el peor gobierno de su historia.

En fin: no te agobies, José Luis, que tú, y tu Pepiño, con dos pinchitos que os toméis por lo húmedo, en tu tierra, como reyes. Oye, ni punto de comparación...






7 comentarios:

  1. Es que no lo pueden disimular. Nos tienen una envidia que se mueren. Y no es para menos. Y ya no sólo por los pinchos -el mismo Zapatero en ese ratito que le dejan sólo para joderle seguro que se inventa un par de ellos para chuparse los dedos- y el suflé de huevo reducido de pato cojo de Ferrán Adría, no, es que tienen mil motivos: José Tomás, los Sanfermines, el salto de la verja en Ayamonte, las despedidas de soltero oficiadas por Carmen de Mairena... esperen que retome el aliento... la lista es infinita y todos lo saben y por eso nos odian. Y lo muestran haciéndole feos a nuestro presidente. ¡Ya quisieran ellos un líder como Jose Luis! Siempre preocupado por los más necesitados. No nos lo merecemos.

    ResponderEliminar
  2. Fíjate tú, Paco, que nosotros pensando toda la vida que eso de que los extranjeros nos hacían de menos porque nos envidiaban era un invento de Franco y resulta que el final va a resultar verdad y de la buena. Ahora que por fin tenemos a un presidente del Gobierno como debe de ser: buen mozo, prudente, de talante, bien leído en la historia de su pueblo, culto y preparado como el mejo, nos le hacen el vacío. Claro, qué vamos a decir: una reunión de fachas envidiosos. Solo se salvaba el inglés, y aun y todo, por los pelos. ¿Sabes lo que te digo? Lo mismo que nuestro Presidente: El sushi pa ellos. A nosotros, con dos platos por su sitio, nos sobra. Eso sí, de fabada montañesa bien cargada de tocinito. . Y más chulos que un ocho.

    ResponderEliminar
  3. Y con fabes y sidrina non fai falta gosolina.

    ResponderEliminar
  4. ¿Y el cocido de Tamames? Obligatorio se debería hacer para nuestros compatriotas en los avituallamientos del Tour de Francia. No en vano lleva nombre de ciclista...

    ResponderEliminar
  5. Apreciado amigo, después de muchos días de no aparecer por tu casa, aquí me tienes. Entre envidias que vienen de fuera y algunas que también vienen de dentro. Un país sin envidias no es bueno a los ojos de los demás.
    En todos estos encuentros, -que por cierto, de poco sirven a menos que el aparentar tenga una categoría de resolver problemas- solo se pone en manifiesto la superioridad de los fuertes para vanagloriarse de los mas débiles. Siempre he pensado que en silencio e invirtiendo la pompa en acciones concretas el mundo de tercera regional, subiría de categoría fácilmente.
    Todo lo demás… es aplicar el tétrico refrán que dice: “el muerto al hoyo y el vivo al bollo”.
    Un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, Jan, por tu saludo y por tu amabilidad al visitarme. Hoy no puedo comentarte mucho. Lo haré en uno de tus blogs. Un abrazo.

    ResponderEliminar


Entradas populares

Páginas vistas en total