lunes, 21 de marzo de 2011

Hoy he ido al cine

Me ha dicho mi hermana que me han hecho propaganda gratuita en un periódico que también lo es -gratuito, digo- de mi tierra charra. Se lo agradezco de verdad a este periódico y, como antiguamente se hacía en los programas de la tele, les envío un saludo a todos los nuevos lectores que pueda tener por esa publicidad inmerecida.

Esta mañana tenía un dolor de cabeza horroroso, así que después de desayunar y jugar un minuto con los niños, me he echado un rato en el futón y he estado escuchando a Mahler como un Alfonsoguerra cualquiera.

He pasado de comer porque el desayuno aquí es copioso y después del mediodía me he ido a los grandes almacenes que están cerca de la casa donde vivimos a ver The King´s Speech. Mi mujer pensaba venir, pero el caso es que ella se ha ido a ver a una compañera de universidad con la que había quedado en la estación de Umeda y yo he estado de rodríguez.

Hacía años que no iba al cine y me lo he pasado pipa. En conjunto la película es una de esas que tan bien hacen los ingleses sobre su historia y, en particular, sobre esa familia en cuyas aventuras se reconocen como nación y con las cuales se entretienen: los Royals. De los actores no hace falta hablar, porque todos sabemos lo estupendos que son.

La elección de la música me pareció acertadísima y, me quedé disfrutándola hasta el último título de crédito. Yo, la verdad, es que en lo que más me fijo de las películas es en los títulos de crédito: me encanta ver que el apellido del zapatero es de origen italiano, el de la script ruso o el último extra armenio. Pero lo que más me interesa de los títulos del final son los que tienen que ver con la banda sonora, la orquesta que la ha tocado, el nombre de las cancioncillas y esas cosas. Si a alguien envidio es a los privilegiados que componen la música de las películas. Qué flipe debe de ser el que te den una recién salida del horno, verla e irte sacando del coco la partitura que embellece las imágenes.

En fin, que he visto la película y, después, como llovía, me he sentado en una de esas plazas interiores que siempre tienen los grandes almacenes por aquí con mesas y sillas y me he puesto a leer la novela que compré ayer: horrorosa. Me he aburrido como un tonto.

Seguía lloviendo y me he comprado un paraguas de quinientos yenes, que no me ha servido para nada, porque cuando salí a la calle había parado el chaparrón.

En fin, un día muy completo.


8 comentarios:

  1. Sobre el título de la anterior entrada, ningún rollo, celebro que tenga humor para escribir y contar sus cosas,eso sí, le echo de menos en Pensar Libre.

    Aquí en España, después de la "novedad y apocalipsis nuclear" se han acordado de que Libia existe. Todo normal. Una noticia solapa a otra y tiro por que toca...Me gustaría que hablase, mejor dicho escribiese sobre el manido tema de qué los japoneses no lloran.

    Columnistas de todos los periódicos hacen su primavera especulando sobre el Zen y los cerezos ... absurdo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Asia. A "Pensar libre" volveré en cuanto tenga un poco de tiempo para eso, el pensamiento. Estos días, entre que vivo fuera de casa y esas cosas, no tengo demasiado tiempo para nada.

    Me ha hecho gracia (por decir algo) lo de cómo se ha cambiado de tercio en poco tiempo, lo que es muy grave, porque hay demasiada gente sufriendo todavía en Tohoku para que nos olvidemos de ellos. "Como los japoneses son ricos" parece que dice mucha gente. Según y como, claro. El caso es que si hubiera cien víctimas (como yo pensé en un principio), la cosa no sería para tanto, pero entre los millares de dagnificados hay gente para todo.

    Lo de que los japoneses no lloran lo voy a pensar. Pero lo cierto es que lloran como todo el mundo, faltaría más, aunque quizá lo hagan menos en público.

    Del zen no puedo decir nada. Bueno, sí, que leí mucho sobre eso cuando vine por aquí, lo practiqué un poco y ahora no me interesa un pimiento; a decir verdad prefiero con mucho la siesta o una buena tertulia con amigos.

    Los cerezos en primavera me dan grima: el rosa recortado contra un el cielo blanquecino me parece algo muy poco atractivo. Son preciosos bajo la lluvia o en otoño o invierno. Pero en primavera me dan auténtica grima.

    ResponderEliminar
  3. Muy amable Santiago por contestar. Cuando digo que aquí la prensa se pasó varios pueblos, es que se pasó. Titulares catastróficos, prensa ya amarillista, pareciera que esperaban que todo reventase, hasta que se acordaron del petróleo, perdón, norte de África e islam, bueno la guerra dónde estamos implicados, así de tontería.

    Leí por ahí, lo fácil que es ser expertos en todo, nos juntamos en una cena o bar, y resolvemos una crisis nuclear o una económica entre caña y vino, tan sueltos como hacer un traje al vecino o catarsis de nuestra cosas, expertos en todo y tan necios como siempre.

    Le mando un enlace de un articulo de hoy.

    http://www.farodevigo.es/opinion/2011/03/20/japoneses-lloran/528370.html

    Y así...

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Asia, otra vez por su respuesta y por el enlace. Todo lo que se dice en el artículo me parece muy acertado.

    Leí en Twitter una comentario que me pareció muy certero y al que a lo mejor y he hecho alusión aquí: "En España esto nunca puede pasar porque somos el país con más físicos nucleares del mundo; basta entrar en un bar para darse cuenta."

    ResponderEliminar
  5. Buenos días, Santiago. Mi nombre es Fernando Rodríguez y le escribo desde el periódico DGratis de Salamanca. Sí, sí, ese periódico gratuito al que se refiere al comienzo de su último post. Le agradezco sobremanera esa referencia. Puede consultar la información que publicamos sobre los salmantinos en Japón en la página 8-9 de nuestro último DGratis (http://www.dgratisdigital.com/pdf/salamanca/salamanca354.pdf).

    Me tomé la libertad de tomarlo prestado para reflejar otro punto de vista de los salmantinos en Japón. Por cierto, permítame que le felicite porque me encantó lo que cuenta y me tiene completamente enganchado a su lectura. Espero que a través de los medios salmantinos, tenga cada vez más y más seguidores. Lo merece.

    Un saludo, muchísimas gracias por lo que escribe y por el ejemplo que personas como usted están dando todos los días.

    Fernando Rodríguez
    DGratis Salamanca
    www.dgratisdigital.com

    ResponderEliminar
  6. De nuevo, Fernando, muchas gracias a usted por su referencia y por sus palabras. Puede tomar prestado todo lo que quiera de mi blog, por supuesto.

    Me ha gustado mucho ver a varios de mis amigos en sus páginas, alguno de los cuales no veo desde hace tiempo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Jacobo.
    Soy uno de los lectores que hay llegado aquí por culpa del terremoto que han sufrido. Supongo que si no hubiera sido por él y por la atención que los medios de comunicación españoles han prestado a todo lo que estaba pasando en Japón, y con ello a los españoles como usted, no habría descubierto este blog. Estoy disfrutando mucho leyéndole. Acabo de enlazarle en los mil sitos por donde me vuevo, seguramente haya más gente que opine como yo y sería una pena que no disfrutaran de su blog y de lo que cuenta en él.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias, Darco. Espero continuar escribiendo y tenerlo a usted por mucho tiempo como lector. Un abrazo

    ResponderEliminar


Entradas populares

Páginas vistas en total