martes, 22 de marzo de 2011

Tengo catarro

Suelo escribir la entrada del blog por la noche, antes de dormir, pero ayer a esa hora no pude. Cuando me desperté por la mañana sentí dolor de garganta, tenía tos -pero no fiebre- y malestar general, así que me quedé todo el día en cama no haciendo casi nada. Bueno, escuchando la segunda parte del Quijote grabado por los chicos de Librivox.

A los veintitantos, una novia mía y yo teníamos la costumbre de irnos al parque con un libro y leernos en voz alta, por turnos, trozos de ese libro. Recuerdo que nuestros preferidos eran Cortázar y los otros genios de la literatura hispanoamericana (la especialidad académica de la chica). Creo que esas lecturas al aire libre, a la sombra de un árbol en verano o en un rincón abrigado del viento en los meses fríos, fue lo más divertido y hasta quizá extraordinario que he hecho yo jamás con una chica...

Por eso el que existan tantos libros leídos por personas tan diferentes, en tantos idiomas, dentro de una página como esta de Librivox (y que encima sea gratis) me parece un regalo de las musas o de cualquier dios propiciatorio.

Espero volver al tajo mañana. Mientras tanto me voy a escuchar la aventura de los leones. Vaya flipe...



2 comentarios:

  1. Muchísimas gracias por informarnos a tus lectores de la existencia de Librivox, es una maravilla y muy adecuado para cuando se está hecha polvo por el cansancio o por los virus. Estoy pasando yo también una virasis que me tiene fastidiada, la conjuntivitis no me permite leer, pero con esta web se me ha abierto el cielo.

    ResponderEliminar
  2. De nada. Creo que los voluntarios que han hecho las grabaciones se sentirán muy contentos si las escuchamos. En español no hay demasiado, pero en inglés está todo (lo que es de dominio público).

    Que lo disfrutes (y te te mejores de la conjuntivitis)

    ResponderEliminar


Entradas populares

Páginas vistas en total