martes, 2 de septiembre de 2008

El sueño de Gylfi


En noviembre de 1891 Arthur Conan Doyle escribió en una carta a su madre: He pensado en matar a Holmes... Me roba tiempo para cosas más importantes. Ella le respondió inmediatamente: Haz lo que te parezca; pero las masas no se tomarán el asunto tan a la ligera. El clamor popular fue tal que Doyle no pudo resistirse y en 1904 resucitó a su odiado detective.

Con antecedentes como éste, ¿quién esperará trece años hasta que el tumulto se haga insoportable, quién va a ser el guapo que sentirá escrúpulos por desdecirse, volver sobre los pasos y resucitar un blog tonto?

Llegó la mañana. Qué resaca, dirán los dioses. Pues oye, que al final no era sino un sueño, claro, el sueño de Gylfi.






4 comentarios:

  1. Vaya buena noticia. Me estaba quedando sin mis blogs favoritos y mira por dónde que al menos resucita uno. ¡Gracias por no hacerme esperar esos 13 años!

    Y que dure.

    Un abrazo,

    Francisco Lapuerta.

    ResponderEliminar
  2. ¿Es que acaso algo de lo humano no es tonto? ¿Que son todas los actos de los hombres si no palos de ciego en busca de ni se sabe? No me respondáis en busca de la felicidad , porque estoy de acuerdo totalmente con Dostovyesky cuando dice que el hombre no busca ser feliz si no hacer lo que le da la real gana y a veces eso va totalmente en contra de su bienestar. Así que con solo, Sr. Jacobus, que le apetezca escribir en este blog hay mas que de sobras para justificarlo. Y los lectores encantados.

    ResponderEliminar
  3. Carmen, los dos Pacos:

    Muchísimas gracias por vuestras palabras de "rebienvenida". La verdad es que la vida es mucho más aburrida sin vuestros comentarios. Por eso he vuelto.

    ResponderEliminar


Entradas populares

Páginas vistas en total