sábado, 4 de diciembre de 2010

La parte controlante de la primera parte


Qué queréis que os diga: yo, en un puesto de controlador aéreo no duraría ni dos semanas. No me puedo imaginar un curro más coñazo. Bueno, mis estudiantes, algunos conductores de trenes, me dicen lo mismo. Y supongo que a la gran mayoría de la humanidad le sucede tres cuartos de lo mismo.

Ahora, al que curra, por muy coñazo que sea su labor, por lo menos le pagan. Para mí hay un trabajo más penoso que ése de controlador: el del turisteo; agobiarte en un avión, dormir en habitaciones ajenas, soportar el servicio cutre de muchos hoteles y restaurantes de medio pelo, comer a menudo porquería, aguantar los caprichos de la descendencia y la consortancia... Si encima te pilla una huelga salvaje de controladores, no te digo: comprendo que quieran matarlos. Alguien tendrá que pagar tanta mala hostia acumulada, digo.


4 comentarios:

  1. Te recuerdo, Jacobus, que las hogueras son para los herejes. Ándate con cuidado con lo que dices que hay oídos escuchando por todas partes. Las religiones son las religiones, es decir, los caminos por los cuales se asciende al cielo. Y como decía Voltaire, que haya libertad para que cada cual pueda escoger el que más le mola. A propósito de religiones y su pertinencia o impertinencia hay en You Tube un interesante debate entre Tony Blair y Chistopher Hitchens. Creo que merece la pena echarle un vistazo por más que el asunto debatido pueda parecer que ya apesta.

    ResponderEliminar
  2. Vamos a ver si me explico más claramente:

    1. Lo de los controladores me parece una cabronada en toda regla: uno tiene derecho a hacer las güelgas que le parezcan; pero avisando y no haciendo el bobo como este caso.

    2. Cada uno es libre de elegir la soga con la que ahorcarse y yo, por mi parte, bastantes he elegido y santas pascuas. Con respecto a la religión del turismo pues eso: que como otras no las llevo en la sangre y así lo digo, aunque no por ello menosprecio al que la quiera seguir. Solamente digo que hay que comprender que, aunque los controladores sean unos cabronazos en este caso, no toda la frustración que siente el personal habría que echarla sobre los hombros de este gremio. Después de todo ellos han convertido en un caos palpable los aeropuertos durante un día, pero gente como ZP y compañía están llevando a la nación sistemáticamente a la ruina durante los últimos años y nadie los quiere echar a la pira. En fin, solo es eso.

    De lo de Blair y Hitchens he leído algo y he escuchado un resumen en la BBC. Qué quieres que te diga: hace años me los habría tragado enteros; hoy prefiero los vídeos del MIT. Supongo que me entiendes.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo, donde estén los vídeos del MIT que se quite todo Dios... nunca mejor dicho.

    ResponderEliminar
  4. Ayer pillé a mis colegas de inglés comentando el coloquio y casi todos coincidían en que la cosa ya huele un poco, que nadie tiene la culpa de que Blair se casara con la señora con la que lo hizo y eso.

    Desde luego que lo mejor que podemos hacer es olvidarnos de los curas o bien dejarlos para lo que son: bautizos, comuniones, bodas, funerales y demás ritos de paso, que es lo que hacen bien. Lo demás son tonterías.

    ResponderEliminar


Entradas populares

Páginas vistas en total