viernes, 24 de diciembre de 2010

Me partirán por la mitad


Leo que sin la ley Sinde desaparecerá la mitad de la cultura y veo el futuro: un cincuenta por ciento de los arquitectos dejarán de levantar sus edificios; Antonio López y secuaces cortarán su obra en la misma proporción; los matemáticos pensarán a medio gas, también los filósofos; la poesía languidecerá a un cincuenta por ciento; de las grandes orquestas, los teatros de la ópera, los conservatorios, nos quedaremos con la mitad; las compañías de danza, las de teatro clásico, las facultades de bellas artes, los museos, las galerías, los tablaos, los talleres, los graffitis, los mimos callejeros, todos ametalados... Las señoras de Botero, a dieta rigurosa; las esculturas de Giacometti, más canijas si cabe. ¿Sobreviviremos a tanto espanto?


5 comentarios:

  1. Sobreviviremos, precisamente porque nuestro cerebro será lobotomizado en la misma proporción, por lo que prácticamente no notaremos la diferencia...supongo!

    Mi blog tendrá que quedar sólo como ''Prudentia et''. Habrá que ir pensando en reducir a la mitad la dirección de la página. Señor, qué pan tan amargo.

    ResponderEliminar
  2. Oye, por cierto, te has enterado que vaya donde vaya Gabilondo dice que aportará su honestidad crítica. ¡Toma pleonasmo!

    ResponderEliminar
  3. Pues sí: habrá que aprender a vivir de mitades. Aunque creo que en algunos casos (como el famoso del jamón) no nos van a dejar ni la raspa...

    La otra mitad la dejaremos para después de la cuaresma: ¡No hay que abusar demasiado!

    Con respecto a tío Iñaki me imagino que adivinaste que la entrada del blog iba hoy de él, y de Julio César, que como él era "un hombre honrado". Porque solo quien lo es se puede calificar a sí mismo como "honesto". Pero no quiero decir más, que no quiero perder demasiadas amistades. En fin, que la entrada, pa otro día.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, si alguien no ha leído mi genial aportación al Twitter de hoy dice:

    "Tras la putadita de Gutenberg si alguien no inventa una #leySinde, la cultura se hunde en cuatro días", pensaba el monje en el scriptorium.

    ResponderEliminar


Entradas populares

Páginas vistas en total