sábado, 18 de diciembre de 2010

Más guapa estabas calladita


Mi madre -que no tiene nada de socialista- suele decir cuando se habla de mujeres maltratadas: "A mí mi marido me pegaría la primera vez, pero la segunda vez no, porque, aunque me tuviera que poner a fregar escaleras, no me iba a volver a ver el pelo."

Leyre Pajín: "Es una evidencia que, si las mujeres no denuncian, no podemos protegerlas." Señora ministra, para ese viaje no hacía falta tanta alforja; mi madre lo habría hecho mejor...


7 comentarios:

  1. Es que así era el mundo hace cuarenta años. Quizá se nos ha olvidado muy pronto...

    ResponderEliminar
  2. Era fantástico. Aquel John Wayne azotando de tal guisa a Maureen O´Hara. Todo aquello era ¡homérico! Y no lo de ahora que parece que a la más mínima discordia va a salir de debajo de la cama el delegado del gobierno en asuntos connubiales.

    ResponderEliminar
  3. Seguramente se pensará que calladita estoy mas guapa, pero como el tema presente me resulta muy próximo y conocido, me atreveré a decir dos cosas carentes totalmente de jocosidad. Espero Jacobo, que no te olvides de que además de la física existen múltiples formas de humillación, menosprecio y socabamiento de la autoestima, que pueden dejar a una persona congelada en una situación de sufrimiento minando su capacidad de reacción. Si los individuos no pueden detener por si mismos los procesos destructivos de los perversos, la sociedad debe intervenir y establecer una legislación.

    ResponderEliminar
  4. Un poco cobarde ese de las castañas..., pues yo también que narices!

    ResponderEliminar
  5. Orsiloco: A eso mismo me refería yo. Si la ministra es incapaz de venirnos con ideas inteligentes que cristalicen en una nueva legislación que acabe con la sangría acual, para soltarnos los tópicos que hemos venido oyendo toda la vida, estaba mejor callada.

    ResponderEliminar


Entradas populares

Páginas vistas en total