viernes, 13 de agosto de 2010

Para chuparse los dedos

En un rincón de un restaurante
Cada tres meses suelo escribir un artículo de cocina en la revista de la asociación "Universidad de Salamanca en Japón". Como no tengo ni puñetera idea del tema -para qué andarnos con paños calientes- siempre me como el coco acerca del asunto sobre el que trataré. Mira por dónde para el próximo número ya tengo la papeleta resuelta: voy a escribir una reseña sobre este libro. Se chuparán los dedos.


4 comentarios:

  1. Efectivamente, a todo hay quien gane. Pobre Ferrán.

    ResponderEliminar
  2. Nada de pobre: a saber qué le echará a esos sobetes de espumas que prepara...

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, que como lo que encontré fue una captura estática de la supuesta página y no la página en sí, pensé que sería una broma. Pues no, no es una broma. Además, si se da a "Preview", debajo de la imagen del libro, aparecen las páginas iniciales y una receta. Lo que es mejor sin duda -el libro parece un petardo- son los comentarios de los lectores de abajo. Una joya internética. Eso sí, el que lo compre, tirará el dinero: mejor gastárselo en birra...

    ResponderEliminar
  4. En un libro titulado algo así como "How to be the best lover" se recomendaba a las señoras aficionadas al sexo oral alimentar a sus amantes con kiwi o fresas, porque así el semen tomaba, supuestamente, el mismo sabor.

    Una amiga mía que vivía cerca del barrio puteril de Amsterdam fue a la panadería y en vez de pedir "sesam brot" (pan de sésamo) pidió "semen brot". Dice que le miraron muy mal, pero eso pasó hace muchos años: seguro que ahora la cosa sería diferente.

    ResponderEliminar


Entradas populares

Páginas vistas en total