jueves, 15 de noviembre de 2007

Aquellos "maravillosos" años

Aprovechando el que El País haya hecho públicos sus archivos he podido rescatar la reliquia que aquí va. Como se hace con las películas del cine mudo la he restaurado a su antiguo esplendor: tenía algunos errores y, tontamente, el currito del periódico alteró el final. Es curioso que de aquellos años hasta ahora cinco (de los abonados me imagino) hayan votado y me hayan dejado tan bien (me falta media estrellita para el pleno). "Oh, tiempo, implacable escultor..."





LA GLORIA DE OLIMPIA
 12/08/1992

"Si uno por su viveza en los pies, o en la quíntuple prueba, / obtiene el triunfo donde el recinto de Zeus, / junto a las aguas del Pisa, en Olimpia, o vence en la lucha, / o gana en el arte del púgil lastimador, / o en la espantosa porfía que llaman pancracio, es probable / que ya sus vecinos al verlo lo estimen mejor / y que obtenga en los juegos un puesto de honor, destacado, / y que por cuenta del pueblo alimento le den / en la ciudad y un presente que sea un recuerdo; y que saque / todo eso mismo si vence en los carros también, / sin ser como yo acreedor a esos premios: mejor que la fuerza / de hombres o potros es, de verdad, mi saber. / Pero en esta materia se piensa muy mal, y no es justo / que se prefiera la fuerza a un útil saber. / No porque haya entre el pueblo uno que sea un buen púgil / o bueno en la quíntuple prueba o que sepa luchar / o tenga viveza en los pies el más estimado de todos / los ejercicios donde del hombre el vigor / se prueba en los juegos, no está por eso mejor gobernada / la ciudad, ni tendrá una alegría mayor / porque triunfe un atleta en certamen a la orilla del Pisa; / que eso no llena de la ciudad el almacén".

El poema, por supuesto, no lo he escrito yo, sino un señor de hace más de 2.500 años, griego, que se llamaba Jenófanes. La traducción es de Juan Ferrater.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Entradas populares

Páginas vistas en total