domingo, 27 de junio de 2010

Laberinto de Fortuna

Cuando Juan Pablo II, infalible si alguien hubo, visitó Chile consolaba a los nativos con la frase: "Vuestra dictadura terminará. La de mi patria es para siempre." No hay recuerdo de las palabras con las que saludó, pocos años después, la hecatombe en la que la perdurable tiranía de Polonia se desmoronó mientras la pasajera pinochetiana aún se mantenía con vigor.

Hace cien años, ¿qué nación era la más menesterosa del viejo continente? ¿Portugal, Grecia, acaso Albania? Lo habréis acertado: Noruega. Flandes no le andaba lejos, mientras que la francófona Valonia florecía en la abundancia.

¿Qué pensaba Newton cuando redactó sus obras en Latín? Que esta lengua y no la suya, vulgar, sería, por los restos la única digna de uso con el fin de transmitir la ciencia.

¿Hay algo para siempre? ¿Existen fortunas, naciones o lenguas benditas de los dioses? Los cielos, caprichosos, juegan en su rueda de fortuna. No sólo al tonto se le olvida...


3 comentarios:

  1. La prueba de la provisionalidad de todo la tienes en tus propias carnes, con solo mirarse al espejo con detenimiento observas como el joven que fuiste ya se fue hace tiempo y el cuerpo no para de lanzar signos avisando de la decadencia y próximo desenlace, sería muy cruel pensar que solo los cuerpos cambian y el resto es perdurable. Si se tuviera mas en cuenta lo del "pale blue dot" por ejemplo y que algún día dejará de existir ¿a quien demonios le interesaría la identidad de su miserable terruño por ejemplo?

    ResponderEliminar
  2. Siento la reiteración de los por ejemplos, me pasa por in con precipitación hacia ninguna parte

    ResponderEliminar
  3. No te preocupes: es mejor comentar con precipitación y equivocarse mínimamente que no hacerlo. El que no hace nada no se confunde nunca.

    A lo que dices se le puede sacar mucha punta. Ya ves por ejemplo la gran cultura antiguo-europea de la que nos hablan los arqueólogos: dieron nombre a los ríos, construyeron una sociedad homogénea, articulada y con contactos desde el Mar Negro a Britania, con escritura y todo, y sin embargo ahora no sabemos gran cosa de ellos.

    ¿Cuántos planetas habitados habrá a lo largo del cosmos y no sabremos nada de ello? ¿Cuántas especies animales habrán desaparecido y no tenemos ni registros fósiles de ninguno de sus miembros?

    No sólo el puntito azul desaparecerá, es que según nos dicen los físicos la entropía del Universo hará que se vaya enfriando, que toda la materia se convierta en simple radiación y que se diluya en el espacio infinito. Hasta nuestros átomos, las partículas subatómicas de las que estamos formados desaparecerán para siempre y no habrá modo de saber si hemos sido o no. Cuando uno lo piensa da vértigo, pero por otro lado supone una liberación el pensar que todas esas preocupaciones tan trascendentes que tenemos cada día en el fondo no son nada y no nos deben alterar lo más mínimo.

    ResponderEliminar


Entradas populares

Páginas vistas en total